Insuficiencia Renal Crónica

February 17, 2016

INSUFICIENCIA RENAL CRÓNICA

 

La  Insuficiencia Renal Crónica es la pérdida paulatina e irreversible de las funciones renales y se evidencia clínicamente por la elevación constante de la Creatinina Sérica sostenida por más de 3 meses continuos.

 

A día de hoy, las causas que destacan como más frecuentes desencadenantes de IRC son la HTA y la Diabetes Mellitus, de forma que si no se controlan adecuadamente, pueden lesionar los riñones. Otras enfermedades son: enfermedades de la inmunidad (nefritis), las infecciones crónicas de los riñones (pielonefritis), los cálculos renales y enfermedades congénitas de los riñones y vías urinarias.

Si por algo se caracteriza la Insuficiencia Renal Crónica (IRC), es por su falta de síntomas hasta que las alteraciones llegan a estadios muy avanzados, donde las acciones que se pueden llevar a cabo para retrasar lo máximo posible su avance, se ven mucho más limitadas que si se realizara un diagnóstico precoz de la enfermedad. Incluso en fases muy avanzadas, la implantación lenta y progresiva de las alteraciones conlleva una adaptación del organismo a los cambios producidos y por tanto una falta de manifestaciones percibidas por el paciente.
 

 


En fases avanzadas lo habitual es encontrar: anemia por falta de Eritropoyetina, edemas o piernas hinchadas por retención de líquidos, Hipertensión Arterial (HTA) por mal regulación del volumen del agua, el sodio y las hormonas implicadas, cifras de Urea y Creatinina elevados por falta de filtración; niveles de fósforo y potasio altos, junto a la falta de bicarbonato en la sangre (acidosis) todos ellos por una mala regulación en su eliminación en la orina; también cambios en la composición del hueso, con huesos más frágiles y de peor calidad. Como podemos ver, son todas consecuencias derivadas de la pérdida de las diferentes funciones.

La velocidad de la pérdida de la función de los riñones, dependerá por un lado de la causa que ha llevado a esta situación, pero por otro de una serie de factores sobre los que si podemos actuar para que la evolución sea lo más lenta posible.

Una consecuencia directa de tener una insuficiencia renal, es que siempre se debe de advertir este hecho cuando nos van a recetar un medicamento, bien porque puede que empeore la función renal (antinflamatorios, algunos antibióticos etc.) o bien porque las dosis habituales tienen que ajustarse al grado de insuficiencia renal (por lo general se necesita menos dosis de medicamento). Muchos medicamentos son eliminados por los riñones y al reducir la dosis no disminuimos su eficacia, sino sus efectos secundarios.

La Insuficiencia Renal Crónica Terminal sin tratamiento tiene una letalidad del 100% es irreversible. Existen varias causas para la Insuficiencia Renal Crónica.

Existen varias causas que pueden generar Insuficiencia Renal Crónica, se determinan entre primarias y secundarias que se detallan a continuación:

 

Causas Primarias (Enfermedades renales)

  • Glomerulonefritis 

  • Nefritis Crónica Intersticial 

  • Uropatía Obstructiva 

  • Anomalías Congénitas 

  • Hereditarias 

Casi todas las enfermedades renales pueden finalmente llevarnos a la Insuficiencia Renal Crónica Terminal por lo que su diagnóstico oportuno es imperativo.

 

Causas Secundarias

  • Tóxicas 

  • Rechazo de Trasplante 

  • Autoinmunes

  • Vasculitis 

  • Hipertensión Arterial 

  • Diabetes

 

Fuente:

https://www.riojasalud.es/ciudadanos/catalogo-multimedia/nefrologia/que-es-la-insuficiencia-renal

https://www.nlm.nih.gov/medlineplu

s/spanish/ency/article/000471.htm

https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000501.htm

Dr. César Vásconez Vaca Nefrólogo Ecuatoriano

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Guía para obtener el tratamiento integral para Insuficiencia Renal en la Red Pública y Privada

August 25, 2016

1/6
Please reload

Entradas recientes

June 16, 2016

Please reload

Archivo