Diagnóstico para la Insuficiencia Renal

January 28, 2016

Conozca cómo se diagnostica la enfermedad renal crónica y por qué es importante obtener un diagnóstico temprano.

Enterarse de que padece una enfermedad renal en una etapa temprana puede ayudarle a tomar medidas para frenar el avance de la enfermedad. Una vez que se pierde la función renal, es posible que no la recupere. Puede hacer cambios para ayudar a mantener sus riñones funcionando por más tiempo. 

 

Si ya está experimentando síntomas de la enfermedad renal crónica, es probable que tiendan a empeorar si no recibe tratamiento médico. Todo lo que pueda hacer, bajo el cuidado de su médico, para enlentecer la pérdida de las funciones renales vale la pena. Lo mejor es tomar medidas de manera temprana.

 

Tres pruebas para el diagnóstico de la enfermedad renal

 

Presión arterial

La presión arterial alta una de las causas principales de la enfermedad renal crónica. La única manera de saber si su presión arterial es demasiado alta es medírsela. Obtenga más información sobre la presión arterial alta (hipertensión) y su vinculación con la enfermedad renal crónica. 

 

Análisis de sangre

Los análisis de sangre miden los niveles de sustancias en la sangre y pueden indicar cómo están funcionando sus riñones. Estos son algunos de los análisis de sangre utilizados para el examen de detección de la enfermedad renal:  

  • Tasa de filtración glomerular (TFG). Esta análisis representa una medida del nivel en el cual los riñones están eliminando los desechos y el exceso de líquido de la sangre. Puede calcularse a partir del nivel de creatinina sérica utilizando su edad, peso, género y tamaño corporal. La TFG normal puede variar de acuerdo a la edad (a medida que envejece puede disminuir). El valor normal de la TFG es de 90 o más. Una TFG por debajo de 60 es una señal de que los riñones no están funcionando correctamente. Una TFG por debajo de 15 indica que se necesitará un tratamiento para la insuficiencia renal, como la diálisis o un trasplante de riñón.

  • Creatinina sérica. La creatinina es un producto de desecho que proviene del uso y desgaste normal de los músculos del cuerpo. Los niveles de creatinina en la sangre pueden variar dependiendo de la edad, la raza y el tamaño del cuerpo. Un nivel de creatinina mayor de 1,2 para mujeres y mayor de 1,4 para hombres puede ser una señal temprana de que los riñones no están funcionando correctamente. El nivel de creatinina en la sangre se eleva, si la enfermedad renal avanza.

  • Nitrógeno ureico en sangre (BUN).  El nitrógeno ureico en sangre proviene de la descomposición de las proteínas en los alimentos que consume. Un nivel de BUN normal es de entre 7 y 20. A medida que la función renal disminuye, el nivel de BUN se eleva.1

La tabla a continuación describe cómo valor de la TFG está vinculado a cada etapa de la enfermedad renal crónica.

Análisis de orina

Según la Fundación Nacional del Riñón (National Kidney Foundation), un análisis de orina es un examen que mide el nivel de proteínas y sangre (glóbulos rojos y glóbulos blancos) en la orina. Las proteínas y las células sanguíneas no se encuentran normalmente en la orina, por lo que tener una prueba positiva de contenido de proteína o sangre pueden significar enfermedad renal. Tener proteínas en la orina es uno de los primeros signos de la enfermedad renal, especialmente en personas con diabetes. Diversas pruebas se pueden hacer para verificar la presencia de proteínas en la orina:

  • Relación de proteínas con respecto a la creatinina. Esta es la forma más precisa de medir proteínas en la orina. Un valor de 200 mg/g o menos por día es normal. Un valor superior a 200 mg/g es demasiado alto.

  • Relación de la albúmina con respecto a la creatinina . Este examen es bueno para las personas en mayor riesgo de enfermedad renal, las personas con diabetes, presión arterial alta o antecedentes familiares de diabetes, presión arterial alta o insuficiencia renal. Un valor inferior de 30 mg/g por día es normal para la relación de la albúmina con respecto a la creatinina; un valor de 30 mg/g por día o más es alto y puede ser un signo de enfermedad renal temprana.

Otros exámenes que el médico puede ordenarle 

 

Biopsia del riñón

Este procedimiento consiste en tomar pequeñas muestras de tejido de riñón, que se examinan en el microscopio para:1

  • Evaluar cualquier daño que se haya generado en el riñón

  • Identificar los signos de la enfermedad y si responderá al tratamiento

Pruebas con imágenes

Entre ellas:1

  • Ecografía: se usan ondas sonoras para obtener una imagen de los riñones. Puede ayudar a identificar anomalías en el tamaño o la posición de los riñones, y localizar obstrucciones como cálculos y tumores.

  • Tomografía computarizada (TC): usos medio de contraste para obtener una visión más clara de las anomalías estructurales y  obstrucciones.

 

BIBLIOGRAFÍA

 

  • http://www.ultracare-dialysis.com/es-ES/kidney-disease/chronic/ckd-diagnosis.aspx#sthash.EZMkyTtv.dpuf

  • Contenido elaborado con la ayuda de Kidney School, un programa de Medical Education Institute, Inc.

  • 1.Fundación Nacional del Riñón (National Kidney Foundation). Pruebas para medir la función renal, el daño en los riñones y detectar anomalías. Sitio web de la Fundación Nacional del Riñón (National Kidney Foundation). https://www.kidney.org/atoz/content/kidneytests.cfm. Último acceso el 21 de febrero de 2014.

  • 2.Fundación Nacional del Riñón (National Kidney Foundation). Tres pruebas sencillas para verificar la presencia de enfermedad renal. Sitio web de la Fundación Nacional del Riñón (National Kidney Foundation). https://www.kidney.org/kidneydisease/threesimpletests.cfm. Último acceso el 21 de febrero de 2014.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Guía para obtener el tratamiento integral para Insuficiencia Renal en la Red Pública y Privada

August 25, 2016

1/6
Please reload

Entradas recientes