Hemodiálisis

April 7, 2016

Una vez que el paciente es detectado con Insuficiencia Renal Crónica, se determina el tratamiento a seguir, existen 4 alternativas: Tratamiento conservador, Hemodiálisis, Diálisis Peritoneal y Trasplante renal. En el siguiente artículo te comentaremos todo sobre la Hemodiálisis.

 

¿Qué es la Hemodiálisis?

 

La función principal de los riñones es eliminar toxinas y líquido extra de la sangre. Sí los productos de desecho se acumulan en el cuerpo, puede ser peligroso y causar incluso la muerte.

La hemodiálisis (así como otros tipos de diálisis) cumple la función de los riñones cuando dejan de funcionar bien. Es un procedimiento mediante el cual se extrae la sangre del paciente a través de un acceso vascular y es llevada al riñón artificial (máquina de diálisis/ filtro) donde se elimina las sustancias de desecho y el exceso de líquido, regresando al paciente la sangre ya tratada.

La Hemodiálisis convencional consiste en aprovechar el gradiente de concentración de pequeñas moléculas como la Urea, Creatinina, electrolitos, entre otros. Que difunden del  lado sanguíneo de la membrana semipermeable utilizada ( FILTRO)  hacia el espacio del FILTRO por donde pasa el liquido dializante, exento de estas moléculas. Los flujos sanguíneo y del dializado en contracorriente con valores entre 300-400 ml/m para el primero y de 500 a 1000 ml/m para el segundo; hacen que este mecanismo de difusión sea efectivo en la eliminación de pequeñas moléculas; además el intercambio hídrico se lo realiza en una pequeña proporción en relación al contenido de agua corporal total; generalmente en el orden de 3-5 litros (Kg) por sesión.

 

La hemodiálisis puede:

  • Eliminar la sal extra, el agua y los productos de desecho para que no se acumulen en su cuerpo.

  • Mantener niveles seguros de vitaminas y minerales en su cuerpo.

  • Ayudar a controlar la presión arterial.

  • Ayudar a producir glóbulos rojos.

 

Durante la hemodiálisis, la sangre pasa a través de un tubo hasta un riñón artificial o un filtro.

  • El filtro, llamado dializador, se divide en dos partes separadas por una pared delgada.

  • A medida que la sangre pasa a través de una parte del filtro, un líquido especial en la otra parte extrae los residuos de la sangre.

  • La sangre luego regresa al cuerpo a través de un tubo o línea arteriovenosa.

El médico creará un acceso denominado fístula arteriovenosa donde se conecta al tubo o línea arteriovenosa. Por lo regular, un acceso estará en un vaso sanguíneo en el brazo, pierna o cuello, donde el flujo de sangre sea el apropiado para el procedimiento. 

 

Bibliografía

 

https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/patientinstructions/000707.htm

Dr. César Vásconez, Nefrólogo

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Guía para obtener el tratamiento integral para Insuficiencia Renal en la Red Pública y Privada

August 25, 2016

1/6
Please reload

Entradas recientes

June 16, 2016

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags