Conoce todo sobre los Cálculos Renales

March 28, 2017

¿QUÉ ES UN CÁLCULO RENAL?

 

Un cálculo renal es una concreción sólida que se forma en el riñón a partir de partículas que se encuentran en la orina. 

Los cálculos renales pueden ser tan pequeños como un grano de arena o tan grandes como una pelota de golf. Pueden ser lisos o irregulares. Generalmente son amarillos o marrones. 

Un cálculo pequeño puede ser eliminado con la orina sin causar demasiado dolor. Un cálculo más grande puede quedar atascado en el cuerpo. Un cálculo problemático puede bloquear el flujo de orina y causar dolor.

 

 

¿SON TODOS LOS CÁLCULOS IGUALES?

 

No. Hay cuatro tipos principales de cálculos.

  • Los cálculos de calcio son los más comunes, ya que el calcio forma parte de una alimentación sana.

  • Un cálculo de estruvita puede formarse luego de una infección del sistema urinario. 

  • Un cálculo de ácido úrico puede formarse cuando hay demasiado ácido en la orina. 

  • Los cálculos de cistina son poco frecuentes. La cistina es un componente de los músculos, nervios y otras partes del cuerpo. 

¿QUÉ CAUSA LOS CÁLCULOS RENALES?

 

Los cálculos renales pueden ser el resultado de la alimentación, de la herencia, u otras razones. Los científicos no creen que comer algún alimento en particular determine la formación de cálculos en personas sin predisposición a formarlos. 

Una persona con antecedentes familiares de cálculos puede tener más probabilidades de desarrollar cálculos. Las infecciones del tracto urinario y algunos trastornos renales tales como las enfermedades renales quísticas también pueden estar relacionados con la aparición de cálculos renales.

 

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE CÁLCULOS RENALES?

 

Si usted tiene un cálculo renal, ya debe saber que puede ser muy doloroso. Debería llamar a un médico cuando presente:

  • Fuerte dolor permanente en su espalda o costado

  • Sangre en su orina 

  • Fiebre y escalofríos

  • Vómitos 

  • Orina con mal olor o aspecto turbio 

  • Quemazón al orinar

¿CÓMO SE DIAGNOSTICAN LOS CÁLCULOS RENALES?

 

A veces los cálculos "silenciosos" - aquellos que no causan síntomas - son detectados en las placas de rayos X tomadas durante un control de salud de rutina. Estos cálculos probablemente pasarían desapercibidos o permanecerían en los riñones por años. 

En general, los cálculos renales son detectados mediante rayos X u otro tipo de imagen tomada en una persona que se queja de sangre en la orina o dolor repentino. Estas imágenes ofrecen al médico información valiosa sobre la localización y tamaño de los cálculos. Los análisis de sangre y orina ayudan a detectar substancias anormales que podrían causar la formación de cálculos. 

 

¿QUÉ PUEDE HACER MI MÉDICO ACERCA DE UN CÁLCULO PROBLEMÁTICO?

 

Si tiene un cálculo que no se excreta por sí solo, su médico puede tener que tomar medidas para eliminarlo. 

 

Ondas de Choque o Ultrasonido: Su médico puede utilizar un dispositivo para enviar ondas de choque directamente al cálculo renal. Las ondas de choque rompen un cálculo grande en pequeños cálculos que serán eliminados a través del sistema urinario con la orina. 

Cirugía de Túnel: Con este método, el médico realiza un pequeño corte en la espalda del paciente y luego un túnel angosto desde la piel hasta el cálculo. Con un instrumento especial que inserta en el túnel, el médico puede encontrar el cálculo y extraerlo. 

Ureteroscopio: Un ureteroscopio se asemeja a un cable largo. El médico lo inserta por la vejiga del paciente hasta donde se encuentra el cálculo. El ureteroscopio tiene una cámara que permite que el médico vea el cálculo. Se utiliza un canasto para atrapar el cálculo y extraerlo, o bien el médico puede destruirlo con un dispositivo que se inserta en el ureteroscopio. 

Pregunte a su médico que es lo mejor para usted. 

 

¿CÓMO PUEDO PREVENIR FUTUROS CÁLCULOS RENALES?

 

Si tuvo más de un cálculo renal, es posible que desarrolle otro, por lo tanto la prevención es muy importante. 

Para prevenir la formación de cálculos, su médico debe descubrir primero lo que los está causando. Le recetará análisis de orina y de sangre. También preguntará por sus antecedentes familiares, su ocupación y sus hábitos alimenticios. Si usted ha excretado un cálculo y lo ha guardado, el laboratorio lo puede analizar para determinar su tipo. 

Un cambio de estilo de vida simple y muy importante para prevenir los cálculos es beber más líquidos - lo mejor es el agua. Si tiene tendencia a desarrollar cálculos, debería intentar beber suficiente líquido como para producir al menos 2 litros de orina por día. 

Puede necesitar cambiar su alimentación. Por ejemplo, puede ser que el médico pida a las personas con tendencia a desarrollar cálculos de oxalato de calcio que reduzcan su ingesta de ciertos alimentos de esta lista:

  • Remolachas

  • Chocolate

  • Café

  • Bebidas Cola

  • Frutos secos

  • Ruibarbo

  • Espinaca

  • Fresas

  • Salvado de trigo

Aunque parezca lógico reducir la ingesta de calcio, esto puede no ser de ayuda. Una alimentación baja en calcio puede en realidad provocar la formación de cálculos.

Si su orina es muy ácida, puede necesitar comer menos carne, pescados y aves. 

La gente no debería eliminar estos alimentos de su dieta sin antes consultar a su médico. En la mayoría de los casos, estos alimentos pueden consumirse en cantidades limitadas. 

Algunas personas necesitarán medicinas para prevenir la formación de cálculos. 

Las personas con infecciones urinarias crónicas y cálculos generalmente necesitarán hacer extraer los cálculos si el médico ve que están causando infecciones. 

 

Bibliografía:

http://www.kidneyurology.org/ES/Patient_Resources/PaR_Lib_KidneyStones.htm

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Guía para obtener el tratamiento integral para Insuficiencia Renal en la Red Pública y Privada

August 25, 2016

1/6
Please reload

Entradas recientes

June 16, 2016

Please reload

Archivo