Trasplante Renal

Un trasplante es una cirugía para colocar un riñón sano en una persona con insuficiencia renal.

Se necesita un riñón donado para reemplazar el trabajo, previamente realizado por sus riñones.

 

El riñón donado puede provenir de:

  • Un donante familiar vivo, emparentado con el receptor, como uno de los padres, un hermano o un hijo.

  • Un donante no emparentado con el receptor, como un amigo o el cónyuge.

  • Un donante muerto: una persona recientemente fallecida que se sepa no ha tenido enfermedad renal crónica.

El riñón sano se transporta en agua fría con sal (solución salina) que preserva el órgano hasta por 48 horas. Esto le da a los médicos tiempo para llevar a cabo pruebas de compatibilidad de la sangre y el tejido del donante y del receptor antes de la operación.

El proceso que debe seguir un paciente para ser trasplantado es:

 

  • ​Comienza con la identificación y selección del paciente susceptible de trasplante.

  • ​Elaboración de la lista de espera. 

  • Realización de exámenes de histocompatibilidad. 

  • ​Preparación y educación del receptor. 

  • ​Selección de donante vivo y/o la procuración de donante cadavérico. 

  • ​Operación de implante. 

  • ​Seguimiento clínico permanente, la identificación y resolución de complicaciones. 

En IARE, en nuestros 10 años contamos con 193 pacientes que han sido trasplantados por nuestro equipo. El Nefrologo de la institución es especializado en realizar este proceso, contamos con una Inmunogenetista quién realiza los exámenes de histocompatibilidad y un seguimiento continuo con el fin de que el trasplante sea el más exitoso posible.

“Lograr el mantenimiento de la función del riñón trasplantado dentro de la normalidad”.

Tienes alguna duda. Escríbenos